Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

A Dios

 

Desconocida Bondad
despierta entre el mal y el Bien
que catapultas la mar
contra montañas. Das miel
que alimenta cada hogar.

Y en el fulcro de la Noche
asientas Candor que huele
a Verdad; brillante broche
para que la Vida vele
y escancie en Mente Tu Nombre...

formado por lo mas bajo
que revuelves con Tu Hartura
para hacer bien el trabajo
sudando, con Tu Alma Pura
Centro que la Altura trajo...

para batir el Abismo
removiendo lo Indecible
hasta encontrar al Sí Mismo
para quien eres Audible
si te sirve amor sumiso...

y en fondo de cotidiano
si olfateo Tu Silencio;
Tú siempre me das la Mano
y Besos que cuando pienso
lágrimas fueron antaño...

Y la cadena mediata
forjada por fuerza y mimo
de Tus Bienaventuranzas
hacen ligero el Camino
Infinito que Tú pautas...

Desconocido, Presencia;
Tú, la Incógnita Absoluta
Eslabón que atas conciencia,
¡no me saques de Tu ruta;
rompe a Narciso que aleja...

tu Misterio de mi esencia!

 

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio