Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

A mi Señor Jesucristo

 

Bendito seas Señor
por tu Inaudible Misterio
que nos rodea de Amor
y nos saca del Infierno
gozando de Tu Sabor.

Inmaculada Bondad
y Arquetipo Inabordable,
Testigo de Suavidad
y Corazón Encomiable.
¡mi verdadera Amistad!

¿Qué esperas de tus criaturas
Maestro de la Intuición?.
¿Cómo hollar las Tus Alturas
sin virginal corazón?.
¡Para Ti todos mis hurras!

Porque soy tu hijo fiel
si gracia, Tú me regalas...
eres mi Cristo, la miel
y los humanos, Tus Alas.
¡gozne soy ya de Tu Riel!

Tú resumes cada Ignoto
y resuenas el Vacío.
Si me llamas, yo en Ti broto.
¡no he de darme por vencido
hasta que Te vea, pronto!

Pues tu espacioso Milagro
me permite aparejar
tu Grandeza con mi estrago
Tu Ángel, con mi animal...
¡En Ti está lo que valgo!

Vida y raíz de mi ser,
Lumbrera de mi ventura;
a Ti te quiero entender
y acercarme a Tu espesura
para poder aprender...

la razón de mi existencia;
¿la Luz de la Eternidad?.
Toma mi torpe conciencia
y déjameTe alumbrar
a Ti, mi límpida esencia.

Pues eres mi Inmensidad,
Tronco de lo Desconocido.
¡Toma otra vez mi amistad
y llévame, malherido
a Tu Misterio Abisal!

 

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio