Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

Al Sacerdote

 

Parroquias, "campos de viña"
que atesoráis franca luz,
ofrecida desde Arriba
por místicos de la Cruz
y que a Dios dieron su vida.

Sacerdotes, mensajeros
de escrituras sin sonido,
Argonautas, viajeros
desde el Caos al Sentido;
desde el Infierno a los Cielos.

Sacrificio que Dios usa
para vallar lo Inmoral;
sois del Demonio una excusa
para hallar placer en mal,
para anclar en mundo, musa...

de perversión y conflicto
con hábitos que esclavizan,
Sacerdotes, sois registro
y en vosotros sintetiza
Jesucristo lo que dijo:

Mandamientos de la Vida
olvidados con frecuencia.
Mensajeros de María
seguid abriendo conciencias
para plantar alegrías.

Pues bendiciones del Padre
se derraman al instante
y aunque el Amor llega tarde
con vosotros, va delante
la pureza, vuestra Madre.

Ofrecéis los Sacramentos
a quien prepara su alma
con esforzados cimientos
de fortaleza y de calma
en la mente y sentimientos.

Solitarios, energía
que acogéis mundo gregario;
Medallas de gran valía
Amadores del Rosario
Hijos buenos de María.

Inútil disposición
ejecutáis lo Invisible
y con profunda visión
soslayáis lo inadmisible
para Dios nuestro Señor.

Tejedores del sabor,
con bisoña sangre fría
os oponéis al error
con mansedumbre, porfía
y ropaje de fervor.

Y añadís a toda prisa
profundidad que regula
y abortáis sensuales risas
odios, envidias, la gula
y hasta la muerte se criba...

entre solemnes ofrendas
al misterio del Abismo,
porque sabéis hallar sendas
hacia el Tú, el Ser, yo mismo...
"del Infinito, un emblema".

Criadero de Verdades
esquilmador de Unidad;
aprovechas cada tarde
para enseñar con tu hablar
del Cielo, muchas señales.

Eres silencio oportuno
y frescura del verano
ante el mafioso y Oscuro
que destroza tu rebaño
con placer, vicioso fruto.

Amnistía de lo bello
descuelgas el frenesí
que se derrama del Cielo
en vasija que hay en ti
por ser de Cristo, Su Sello.

Tu valor se interpenetra
con rosetadas vivencias
encontradas "en cunetas"
donde no llega la Ciencia
porque a Dios, no le respeta.

Gracejo de sentimientos,
anonadas lo Perenne
con tu sermón, fuerte viento
que da náuseas y fiebre
al que opone Mandamientos.

Consumador del Misterio,
hijo Santo de la Víctima;
eres blando, limpio y serio,
inclinado a la Santísima.

Pues conversión necesitas
cada día, cual mortal.
Tu amor nos recapacita
a aborrecer animal
y acercarnos a la Cita.

De unidad en el amor
donde mora lo Dichoso,
Sacrificio, portador
de este mundo, el mas hermoso
y del Otro, El Morador.

Niños de la evolución
que nacéis madre terrena
sed de Cristo, ebullición
del sacerdote, sus venas
de la Virgen, Su Labor.

Cada alma que rebusca
con afán puro su Centro
encuentra mundos que luzcan
porque Dios sale al encuentro
y los Ángeles, se cruzan...

Sacerdotes que habitáis
en estos sagrados Reinos
respirad hondo, si habláis
pues vasijas ya sois llenos
y al demonio aventajáis.

Porque vuestra devoción
a virtudes teologales
son para Dios, emoción
que purifica animales
y anula cada Traición.

Que comete el hijo tardo
Padres: maligno y natura.
Sacerdotes, sois el dardo
la diana y la figura,
el blasón y escapulario...

donde imagen y sonido
Razón y visión profunda
producen vivo latido
del Infinito que abunda
en daros su merecido:

Ternuras que si transpiran
al mundo de los sentidos
y los ángeles admiran
porque brotan de suspiros
que da vuestra alma herida.

Amigos los sacerdotes
sostén de todo cristiano;
buscad en Cristo los brotes
pues lo demás, todo vano
y casi nadie va a flote.

Pues una sola es Verdad
y el manjar, difícil, casto
solo por Gracia alcanzar
exige un esfuerzo vasto
y Cruz a desenterrar.

El camino para el Cielo
es sembrar virtud, primero
enfrentarse a "los camelos"
al instinto carnicero
y muchos otros señuelos.

Y así pacer inocencia
Vida volcada en bondad
con pureza de conciencia,
con amor a la Verdad...
¡Sé, Sacerdote, Excelencia!.

Y regocija a tus padres
que amamantaron niñez
y que la Virgen te labre
y que mar...nutras al pez
y que llama no se apague.

Pues escaldaste la ira
con fortaleza incansable
y quemaste en la pira
lo que a Dios es espantable:
odios, envidias, lascivia.

Y pues sabes nada es tuyo
puedes ahora gozar
de Jesús, elección, yugo
Inmenso, Dulce Brocal
que en tu interior siempre estuvo.

Monje silente que mezclas
Unidad con relación
Utilidad con listeza.
Ha llegado tu ocasión
Y por eso siempre reza:

"Dios de mi alma, Tesoro,
Verdad que acercas al Todo
enséñanos cada modo
de evitar ser un estorbo...

para crear en la Tierra
Vida Divina, de Arcángel
con la Virgen, la primera;
con Jesucristo, engranaje
y el Infinito a la espera...

de que se abra el Cielo Puro
y fertilice al infierno
con tu Amor, casto Diluvio
para afrontar el invierno
Que es no verte a Ti, El Uno".

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio