Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

Yo, el discapacitado

 

Yo tu inválido, Señor
y Tú, mi anhelo desnudo;
yo tu escoliosis, frior;
Tú, mi licor siempre puro.
Yo tu niño pecador.

Yo, tu cáscara de nuez,
Tú, mi sabrosa semilla.
Yo tu dureza, almirez,
Tú mi sangre, canastilla.
Yo el que no te supe ver.

Yo, tu noche, nubarrones,
Tú mi ángel de custodia;
yo tu pata de espolones;
Tú mi alimento, mi hostia.
Yo que te vendo aguijones.

Yo, tu deseo de Bien,
Tú, la firmeza que llama;
yo, lotería, desdén
Tú, la armonía que canta.
Yo te vendo en tienda "a cien".

Yo ofrezco desasosiego,
Tú me entregas la ternura,
yo con fiebre, Tú mi arriero
que añora mi alma pura.
Yo tu olvidada Escritura.

Yo que huyo de tu encanto,
Tú, que me buscas mecer;
yo que te uso y te desplanto;
Tú que anhelas conocer
sabor de mi alma, llanto.

Tú, describes la grandeza
de lo que es incomprensible.
Pon pasión en mi cabeza
y en mi cuerpo corruptible
Tu Sagrada Realeza.

Para que cuezas en mí
Tu Pasión, una vez mas
y yo pueda en Ti vivir
y Tú en mi ya idear...
"santidad a Vos partir..."

por los mundos reencarnando
bestia, humano, ángel, luz.
Tu, mi Dios me estás amando
en tu Eterna Juventud
y en mi alma vas labrando...

pequeñez que da reposo
a tu Santa Trinidad.
Tu Señor, mi Ser, mi gozo;
yo tu sagrada hermandad
que te llora. Hoy te escojo...

porque Tú haces posible
la limpieza celular
y así la Vida se viste
de ese Puro, sacro amar
que en la Virgen ya pusiste...

en lo Eterno de los Tiempos
Sueño vasto, Luminoso
pues eres el Mismo ejemplo
Realidad, supremo Gozo,
Vértice, Base, Talento...

Yo tu barca, Tú mi viento.

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio