Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

Chopo blanco

 

¡Tan recto!, ramas que abrazan
la infinitud de los Cielos
mientras raíces amasan
fuerza de Gigante, siervo;
blancura casta levantas...

y tu fuerza da flexible
a tus ramas que se mecen
para que tus hojas vibren
y den susurro que llene
"yoes" humanos que piden...

amistad en el silencio,
soledad en compañía.
Tu misterio afloja el tiempo;
movimientos, letanías...
de tierra virgen, engendro.

Tu visión emite inmóvil,
otros te sienten latiendo.
Del insecto, largo túnel,
Y al pajarillo rindiendo
tu abanico blando y ágil.

Ramas, raíces del Cielo,
raíces, ramaje en suelo;
Viga-viva, lates tiempo.
Testigo de cada encuentro...
cúpula de invisible Templo.

Geométrica sustancia
de formación multicéfala;
sencillez con elegancia...
simetría beneplácita
gesticulas tolerancia...

e insinúas Jerarquía
y obligas que me aproxime
si sombra busco de día...
de noche produces timbre;
sostienes melancolía.

Arquetipo veo en tus formas
de misterioso destino.
Chopo blanco que te asomas
a mi mente, te adivino
ser sin espinas, Corona...

de Universo que te nutre
consustancial con el Cristo.
Serás, chopo, un día lumbre
pues Dios contigo ha previsto
"en establo hacer techumbre"...

para que nazcan los hijos
del ángel/hombre-inmortal.
Chopos en fila, mellizos
ser siempre porción de altar
donde el Amor de bautizo...

y se asome el Inmanente,
a Virtud de la Materia
y seáis siempre simiente
del "adentro" y del "afuera",
del sonido que silente
ata el Cielo con la Tierra...

CIMA, ABISMO, AQUÍ PRESENTE

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio