Poema a los monumentos  |  Inicio

 

Introducción al paseo espiritual

Señor: Navalcarnero te escucha

 

El arte, en cualquiera de sus expresiones, permite proyectar objetivamente y subjetivamente sensaciones, impulsos, sentimientos, emociones y abstracciones; tanto del artista que busca inmortalizar mediante los materiales idóneos, como de su entorno.

Desde una perspectiva espiritual, dentro de una identidad católica y reconociendo la unidad de todas las religiones en su parte central, he intentando expresar, mediante la intuición poética, que existe un superconsciente capaz de enviar luces para que los gozos afloren desde la plenitud del alma.

Agradecido a todos los que han colaborado en embellecer nuestro pueblo, trato de añadir ese tercer-ojo del conocimiento a cada monumento porque sin el amor espiritual, hasta la mayor belleza se marchita.

Estos poemas están concebidos para favorecer la apertura del corazón a la grandeza de lo cotidiano cuyos mas fieles exponentes son las personas mayores.

A ellos debemos, mediante su esfuerzo, este cielo anticipado que es la abundancia física en la que vivimos. De sus privaciones mana nuestra armonía y de sus arrugados rostros, nuestra felicidad.

Que cada joven o adulto, sensible a nuestro patrimonio, agrande con sus cualidades, mi deseo de que todo lo bueno sobreviva.

 

Poema a los monumentos  |  Inicio