Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

¿Qué encontré en cada paraje?

Río Guadarrama

En soledad caminaba
escuchando a los Mayores;
antepasados hablaban...
muchos eran labradores
que cariño destilaban.

Entonces había moral;
verdadera, espiritual.
Sabían apartarse del mal...
mandamientos y rezar
y el domingo...hacia el altar.
Pues amor de Dios, desata
apegos, desequilibrios
para no ir mas al psiquiatra.
¡Aquellos si que eran tíos
aunque iban sin corbata!

 

No maldecir intentaban,
ni jurar: creían vano
hipocresía y estaban
dispuestos a dar la mano...
¡no había panquis ni piratas!

 

Santificaban las fiestas
con el sudor de su sangre
pues la honradez iba puesta
en su alforja y sus falanges
con amor abrían la Tierra.
Estación FFCC Río Guadarrama Y honraban a la familia,
fortaleza de la Vida
mientras doblaban costillas
cavando raíz de viña.
¡Así era mi Castilla!
No-matar era su vida
pues el diario trabajo
por la tarde los rendía
y dejando el crudo tajo
entre lágrimas, reían.
Navalcarnero desde Valdecobachos Cometer actos impuros
lejos de su mente estaba
y aunque trajes iban sucios
a la lujuria retaban...
eran nobles y algo rudos.

 

Carrera ancha. Olivo. Ni robaban, ni engañaban
pues la pobreza aceptaban
viviendo con limpia hogaza
y gozando las mañanas
con respeto y añoranza.

 

Casa del cómico

 

Pues sabían que ambición
a mentir les llevaría.
Y querían que su amor
creciese y hacia-el-medio-día
a Dios ofrecer canción...

 

La Esparraguera de pureza. No querían
rodearse de pecado
pues "la tele no veían".
corazón tenían preñado
de humildad hacia María.

 

La Cruz del Rayo Y en simplicidad dichosa
aceptaban su presente
y en sus costumbres, hermosas
demonio quedaba ausente:
No codiciaban las cosas.

 

Y enseñaban sin saber
pues lo poco que sabían...
trabajar era y comer
muchas veces sin vajilla.
¡Pero todo lo hacían bien!

 

Carril toledano desde el montecillo Pues buenos consejos daban,
pragmatismo de verdad
y los niños no dañaban
ni había promixcuidad
al saber "que no eran nada".

 

El Mingo

 

Y sabían corregir
al que yerra
y terco prende
el hábito de mentir
pues a corrompido huelo
quien se olvida de vivir.
Camino del Molino. Sauce Y perdonaban injurias
pues la "familia contaba"
y aunque hubiese alguna burla
la bondad al fin hablaba
y callaba la calumnia.
La Gonzala. Viñas y olivos. Se consolaba a los tristes
pues la pobreza hacía mella
en aquellos hombres libres
donde la mujer, doncella
pudor vestía, era humilde.
Trigales

 

Y rogando por los vivos,
se acordaban de los muertos.
No se hacían los sufridos
en esos sufridos tiempos
porque buscaban a Cristo.

 

Huerta Comer daban al hambriento
pues ellos, hambre pasaban;
tenían por fundamento
dar lo que no les sobraba
¡y se quedaban contentos!

 

Sacedón. Pinos del Tío Ras. Y de beber al sediento
aún si el chorro no era limpio.
La cantimplora, su invento
daba a su cuerpo, respiro
y a su alma... el alimento.

 

El Tocinero. Pinos de Carrillo. Y vestían al desnudo
pues el desnudo, sabían
era para su ángel, nudo
donde lujuria prendía
y el diablo crecía chulo.

 

La Gonzala. Castaños de la Tía Paz.

Visitaban al enfermo
pues dolor atenazaba
en verano y en invierno
mientras Rosario rezaban
no malgastando su tiempo.

 

La Esparraguera. Casa de adobe. Y con fervor entregaban
para la necesidad el diezmo.
Todos se necesitaban
y Dios regalaba, luego
salud con bondad sobrada.

 

Paraje de la Iglesia. Barbecho.

 

Y enterraban a los muertos
con lágrimas de reencuentro
sabiendo que el Cielo abierto
a padres, hijos o nietos
los colmaría de afectos.

 

Flores en primavera Bienaventurados eran
estos pobres "los sin vicios"
pues los ángeles respetan
a los ancianos y a niños
que dejan la Tierra abierta...

 

A la cordura del manso,
(no-violento). Son amores
de Dios que les abre manos
y le entrega sus canciones
en su corazón, remanso.

 

Cuesta Simón. Trigales. Y si lágrimas descubre
nuestra Madre, siempre Virgen
con ternura las recubre.
"Base del Cosmos que eliges
a quien desea le cures".

 

Oliva de Bastos. Olivos y cepas. Y la justicia anhelaban,
era su segunda sed
aunque rendidos quedaran
trabajando hasta las diez...
de la noche a la mañana.

 

Las Peralosas. Trigales, olivos y cepas.

 

Por eso, misericordia
en su sangre respiraban
y buscaban la concordia
pues mucho necesitaban
conformar "Sagrada Hostia".

 

La Gonzala. Cepas.

 

Que limpiaba el corazón
de apetitos tenebrosos
y buscaban el amor
en la familia. ¡Que hermoso
hacían su corazón!
Carril de Valpuertos ¿Perseguidos por ser buenos?
Ahora también nos ocurre
pues si a Dios pones en Centro
rápido el demonio sube
a robar el bello Cetro.
Casa de Roque Cojamos nobles ejemplos
que en silencio los parajes
nos ofrecen. Fueron Templos
de antepasados sagaces...
pobres, de inocencia presos.

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio