Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

A las lágrimas

Canal que sabéis abrir
portal a la Trascendencia
e integráis "vida y morir"
intentando dar presencia
al Ser que quiere salir...

a la luz de la Inocencia
expresando la Verdad
de niño/adulto, conciencia
experiencia, caridad
alma de la continencia.

Y labráis calma en el cuerpo,
dulzor en la soledad,
nuevo horizonte de siervo
que espera verter bondad
sobre el Espacio y el Tiempo.

Y despejáis posesión
auscultando la lascivia;
fortaleciendo blasón
para dar luz a la Vida
y pureza a corazón.

Vuestra técnica: el orar
fruto de esa reflexión
que acelera el meditar
haciendo genuflexión
ante Dios en el Altar.

...abrís puerta a la humildad
fortaleciendo el presente.
¡lágrimas en el paladar;
con vuestra sal se presiente
el misterio del amar!.

Y laváis vicios sutiles
desde el instinto agresivo
al sexo, odio y otros miles.
¡frente y ojos quedan vivos,
renacen nuevos abriles!

Y se percibe la paz
de la Inmanencia bendita;
y en la lucha hay solaz
y compañía en la cuita,
domesticando animal.

Y hacéis que carga diaria
sea fulgor, privilegio
y la maldad, urticaria
se transforme en bello arpegio;
de la Virgen, alborada.

Lágrimas de arrepentimiento
mezcladas con el anhelo
de acercarse a mandamientos;
bajáis a la Tierra, el Cielo,
"venas de Cristo, sarmientos".

Seguid regando cada alma
para que fluya gozosa
y adore al Ser que la sana
tomándola como esposa...
¡fusión, feliz amalgama!.

donde se capta al final
principio de la Existencia,
un expulsar ese mal
que se oculta en la pereza...
¡lágrimas, casto canal!.

Que atraéis misericordia;
imanes del Infinito,
sois regalo, luz, concordia,
nos acercáis un poquito
al Misterio que demora...

La Verdad Incorruptible
asentada en lo Inconsútil;
fruición de lo Inaudible
donde sintiéndome inútil
gozo en Ti, Padre Sensible.

 

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio