Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

Escudos de Navalcarnero

 

Si mi escudo fuera el alma
llenaría de valor
mi cuerpo y en esa calma
con la espada del amor
ganaría otra batalla...

para afrontar con mi Dios
despertar Vida Divina
pues nací con la Misión
de sacar, a Cristo, espinas
si mi yelmo es el pudor...

y en mi cerebro, Tú avivas
deseo de bendición
para que Virgen, esgrima
otro escudo, ese blasón
que es bondad...¡siempre la vivas!

Sabiduría y unión
que Navalcarnero envía
a quien vive en su padrón
y al turista...que le anima
a "no-escudarse" ante Dios

¡Ángel de la Guarda: Auriga,
gana por mí, al Mal, hoy!.
Si me escudo en tu Luz limpia
floreciera..¿dónde voy?...

a rezar en esa Cripta...
¡Misterio de la Asunción!

"escudo que llevo a Misa",
hasta encontrar a mi Yo....

Escudos que en el pasado
fuisteis en principio unión
por la fuerza habéis dado
en el exceso...dolor.

¡cambiar el hierro en arado
y por "el si", "ese no"...
¡que hirió a ese Costado
del Hijo del Creador!

¡El pasado, ya ha pasado...
y ahora hay que escudarse en Dios!

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio