Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

Otra fuente, ¡y con la Virgen!

 

Baltasar (1), ese rey negro
a la busca de María
en cada nicho-agujero
con foco en noche y de día
ve a su Madre, ese modelo...

de castidad que hace herida
a Satán-el-tifón-fiero.
Es primigenia energía
que Incognoscible-el Primero (2)
manifestó en Eón-Vida.

Madre bendita, atributo
que comenzó a descender.
Se hizo ángel, hombre y bruto
para después ascender
con Vida-Divina a punto...

 

de conseguir en Materia
Forma y Fondo de los Cielos.
¡Madre: transforma mi arena,
Tú eres el agua que bebo,
a la vez el caño y piedra!.

Porque Inmanente me aceptas
mientras elevas mi alma.
Navalcarnero te reta
a que dones de Tu calma
Misericordia que muestras...

 

a quien humilde te invoca
y reposando en tu Imagen
Mandamientos pone en boca
para que los vicios llaguen
y virtud adore la Hostia...

donde Tu Hijo Bendito
en la Santa Eucaristía
es manantial. ¡Que bonito
para nosotros sería
sentir tu Sol que es mi Cristo...

¡fuente en rincón, maravilla!

 

(PLAZUELA DE DAMIÁN CASAS)
(1) Baltasar Santos, alcalde de Navalcarnero, nunca olvida que lo sagrado acompaña al arte noble.
(2) Dios como ser Trascendente

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio