Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

Al Pozo de las Nieves


Pozo, arengas la arboleda
mientras la nutres del fondo
con esa pila abolenga
y ese claustro que en tu gozo
piedra sobre piedra...suena.

Belleza fuera de ti
pues despides tu frescura
sin poderte resistir 
a esos árboles que escudan
gozo que vierte vivir.
 
Rincón de excelso silencio;
soportando carretera
acolchas niños, y a un tiempo
a ese parque, tus afueras
que sostienes con tu ejemplo.
 
Porque un brillante supones
en pecho del Infinito
y son los hombres, tus flores...
animales, amiguitos
y las casas: tus colores.
 
¡sigue así, pozo exquisito!

 

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio