Anterior  |  Siguiente  |  Inicio

 

¿Dónde manas fontecilla?


...Y así manas fontecilla
esos claros mandamientos:
Nueve chorros de agua fría
porque el sexto y el noveno
son respuesta a una manía.

Si navegas por la calle
y retornas franca cuesta
ves el primero: cual valle
amar a Dios, manifiesta
esas aguas, limpio talle.

Y el segundo representa
no nombrar a Dios en vano;
es tener a hermano en cuenta
y acercarle nuestra mano
cuando está en una cuneta.

El tercer chorro, encrespado
afirma hacer santas fiestas;
amarte a ti, has acertado
y vivir simple y austera
vida de buen castellano.

Y el cuarto chorro te invita
El amor de padre y madre,
que el conyugal resucita
con hijos y esposa que ames
y así los vicios, evitas.

 

Quinto chorro, no matar,
ni el odiar o desdeñar
buscando no aparentar;
no-poseer ni envidiar;
ira, orgullo; maniatar.

Sexto chorro, pide amar
y desear castamente:
pareja no es muladar
amigando limpiamente;
hombre y mujer al altar.

 

El séptimo nos indica
no robar y hay muchos modos.
Lo sencillo no replica
pues toma la vida a sorbos
y cualquier pecado evita.

El octavo resucita
la mentira omnipotente;
lee y estudia, medita
porque solo hombre prudente
bordea "zanja maldita".

Y el noveno bien te indica
no codiciar. Mil maneras:
hay que evitar esta pena
"nada es tuyo", ¡que faena!
y así al egoísmo frenas.

Resultado: ama al hombre
y baja entonces la cuesta
mirando al estanque noble...
y en el puente te recuestas
y pides a Dios Su Nombre:
"Amor que a la calle infesta".

Chorros que en alto eleváis
fuerza que mana del Yo;
casto cielo acariciáis.
Gravitando escala "en sol"
nueve principios amáis:
Biblia en piedra, agua en flor.

 

Anterior  |  Siguiente  |  Inicio